También fui mitómano. No, mentiras.

La verdad nos hará libres. Es cierto, tanto como la mentira nos hace presos. Recuerdo cuando empezó a suceder, la delgada línea de la imaginación y la mentira aparecieron en mi vida. Tan solo era un niño cuando vi por primer vez E.T. la película, la idea de ser extraterrestre me fascinaba, dado que había nacido con complicaciones en mi pared abdominal no se creó la cicatriz del ombligo; no me sentía como los demás, y ridículo y todo E.T. como yo no tenía ombligo.  Yo soy extraterrestre, afirmé delante de la primer persona, lo que para muchos fue un juego de mi parte para otros no, tampoco para mi, estaba creyendo ese constructo de mi imaginación, que más que una mentira justificante usé la mentira para identificarme.

En el colegio recuerdo terminar siendo victima de mi propio invento. Nadie quería un E.T. de amigo. La soledad fácilmente ganó espacio en mi vida reafirmando mi sentimiento de ser distinto y no encajar. En el fondo sentía que no era mi lugar. Cambié de colegio (este primer cambio trajo mi inestabilidad académica) y con el de construcción, en este colegio ya estaba llegando a la pubertad, la idea del E.T. no era valida, pero seguía inconforme ya no con el planeta sino con mi país. Emulando unos conocidos norteamericanos de la TV por cable y aprovechándome de mi aspecto rubio me apodaron “el gringo” bajo mi sugerencia de ser de algún estado del país del norte (ahora siento fastidio cuando en mi propio país en la región en la que actualmente vivo, el caribe, me dicen gringo o me hablan en ingles, respondo “pana soy de acá, soy colombiano”) Lo curioso es que reprobé la materia del idioma, recuerdo justificarme en que yo sabia otro ingles y que había llegado muy pequeño a Colombia.

De lo general a lo especifico, ya no tenía problemas con la tierra ni con mi país. El problema era yo.  Mi delgado y extraño físico, sin ombligo, perfecto; soy un clon. Hay un otro yo por ahí perfecto, autentico y original del cual soy solo copia. Para entonces veía en clases de biología el tema de la clonación de Dolly. Fue gracioso cuando me hicieron caer en cuenta que no podía ser un clon. Tenia mamá y papá certificados y no era algo arreglado, me explicaron nuevamente de mi problema de onfalocele y en fin. ¿Una mente muy imaginativa? Eso parecía, pero no.

Llegó la adolescencia,  fui un gran adolescente, adolecía de todo. Mi identidad saltaba cada seis meses después de cada vacaciones me “re-inventaba”. Rapero, hippie, punkero, rockero, malabarista, importajopista y llegando a mi mayoría de edad seudointelectual.  Todas estas construcciones y de-construcciones basadas en mentiras a mi mismo de quien creía o quería ser pero no llegaba a serlo. No me mal entiendan, buscarse para encontrarse o pibotear entre gustos no esta mal, pero decir que conociste a Eminem o que fumabas muchos porros al día, que tocabas la guitarra o estabas ahorrando para recorrer el mundo, o conocías del mundo a través de los cientos de libros que leías; todo esto para encajar, solo demostraba que en realidad no pertenencia a este lugar.

Salmo 139: 13-16. No muy tarde entendí que en realidad no era de acá, no era de este tiempo. Era una gran obra maestra, era el protagonista de una gran historia, la mía; Además se escribía en tiempo real. Creo que de aquí mi elección por la escritura, me hace sentir muy cerca de Dios. me hace sentir realmente hecho a su imagen y semejanza. Entendí que toda esas construcciones e inconformidades  debían ser escritas y no vividas, sólo que estaba muy distraído con las cosas exteriores y no intuía que era mayor lo que ocurría de a pocos dentro de mi. Se formaba un escritor.

Si nos acercamos al hacedor y prestamos más atención a lo de adentro que al ruido de afuera podremos evidenciar que gran parte de nuestros “defectos de personalidad” son una bendición escondida que podría darnos el lugar que por otros medios habíamos estado buscando.

Gracias por leer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: